TERRITORIOS

Cabo Delgado
Mozambique

Resumen

En Mozambique, y más concretamente en Cabo Delgado, al norte del país, se están experimentando destacadas transformaciones económicas y sociales que están afectando de manera adversa a las personas y al entorno natural, y que están ignorando las necesidades de las comunidades locales.

Los proyectos de explotación de los yacimientos de gas del norte de la provincia, en la cuenca del río Rovuma, junto a la frontera con Tanzania, así como la explotación de distintos recursos minerales (rubíes, oro, grafito, etc.) en otros distritos de la provincia, por parte de diferentes empresas transnacionales están provocando la falta de acceso a los recursos naturales vitales de las comunidades y su desplazamiento, en tanto que las autoridades locales están adquiriendo sus propiedades y fijando zonas de exclusión reservadas para inversores extranjeros.

Este nuevo contexto, fuertemente condicionado por la emergencia de una nueva economía de explotación de recursos naturales, parece dejar en un segundo plano las estrategias e iniciativas de desarrollo de décadas anteriores, y crea un nuevo escenario de dudas e incertidumbres sobre el futuro del territorio.

Algunos estudios realizados (Bidaurratzaga y Alberdi, 2014; Augé, 2014; Salomão, 2015; Cruz e Silva, Mendes de Araújo, Neves de Souto, 2015) cuestionan ya que vaya a producirse una significativa traslación de los beneficios económicos y sociales de estos megaproyectos para el conjunto de la población de Cabo Delgado.

Son evidentes la desestructuración social, aumento de las desigualdades y deterioro de las condiciones de vida del campesinado y la población pescadora que viven en estas zonas. La falta de acceso a la tierra y la falta de garantías del Derecho de Uso y Aprovechamiento de la misma, la creciente protección de espacios marítimos y su reserva para el uso exclusivo de la actividad extractiva, están provocando desplazamientos y reasentamientos de poblaciones campesinas y pesqueras que, en la mayoría de los casos, ven cómo pierden el control sobre los bienes naturales que son básicos para su supervivencia y forman parte de su modo de vida e identidad.

Las altas tasas de pobreza y desalfabetización, la escasez de mano de obra cualificada, la implicación de varios miembros del partido en el gobierno y generales retirados que están creando compañías privadas para la exploración minera, una administración de los recursos naturales intervencionista pero todavía muy desorganizada, una caótica gestión del impuesto sobre las ganancias del capital, un apoyo contradictorio por parte de las agencias donantes, y unas fuerzas de oposición aún débiles (Augé, 2014) dibujan un escenario poco favorable para la construcción de alternativas de vida en este territorio.

Estudio de caso

La redacción de este estudio de caso se basó en la participación cooperativa de un equipo diverso y multidisciplinario y en un trabajo de recopilación y edición final de las contribuciones. Sus objetivos principales fueron, en primer lugar, contextualizar y establecer un marco claro y completo del territorio y su situación con respecto a su país, su región y el mundo. El segundo objetivo fue reunir, sistematizar y analizar las evidencias empíricas que se recopilaron durante el proyecto y sus actividades. Esto permitió realizar algunas contribuciones específicas, concretas y actuales a las discusiones sobre el territorio, sus conflictos y las alternativas producidas. El tercer y último objetivo fue extraer lecciones de todo el proceso y hacer sugerencias para el futuro.

Para la realización del estudio en Cabo Delgado en concreto, adoptamos cuatro dimensiones para el análisis:acceso a la tierra; desigualdades de género; sostenibilidad medioambiental; y cultura e identidad.

Actividades

Fase 1

En la Fase I del proyecto se llevaron a cabo varias actividades e iniciativas en diferentes ámbitos.

(1) Investigación y estudio – una de las áreas de acción era recoger información sobre Mozambique, Cabo Delgado y actividades extractivas que predominan en la zona y se consideran una de las causas del conflicto actual. Estudiar para comprender la complejidad de la situación, percibir mejor cómo los científicos sociales y los activistas están cuestionando su realidad ha sido fundamental para pensar en forma adecuada acciones de intervención subsiguientes.

(2) Trabajo de Campo – la investigación realizada permitió dimensionar y ejecutar iniciativas en el terreno tales como talleres de discusión y seminarios para profundización e intercambio de conocimientos, participación de las poblaciones afectadas por los conflictos y la creación de redes de contactos y de apoyo mutuo. Así, se realizaron en Pemba encuentros y diálogos con instituciones locales para la organización de los talleres y seminarios que contaron con algunas decenas de líderes locales. En Pemba también se procedió a la recogida de imágenes y testimonios para la producción de un vídeo que tendrá funciones formativas e informativas sobre el caso de Cabo Delgado.

(3) Diseminación de resultados – una tercera área de actuación fue la diseminación de los resultados de la investigación con la presentación de trabajos en eventos nacionales e internacionales, reuniones de investigación y discusión entre pares.

(4) Formación – una cuarta área de trabajo fue la formación, tanto académica con seminarios en varias áreas de la universidad en Mozambique y Portugal y también el diseño y la creación de un curso de capacitación en línea dirigida a un público más amplio.

(5) Incidencia política – la realización del vídeo sirve, no sólo para informar sobre el caso de Cabo Delgado, sino también para apoyar la realización de acciones de abogacía por la paz y la justicia social.

Principales logros

1- Creación de un grupo de investigación formado por activistas e intelectuales mozambiqueñas /os, portuguesas/eses, vascas/os y brasileñas/os.

2- Realización de un estudio de caso y otros artículos de análisis sobre el tema del proyecto.

3- Realización de distintas acciones de información, formación, intercambio y diseminación de conocimientos.

4- Refuerzo de las redes locales de resistencia y creación de alternativas, en particular las que han sido lideradas por el Departamento de Ética, Ciudadanía y Desarrollo, de la Facultad de Ciencias Sociales y Políticas de la Universidad Católica de Mozambique en Pemba.

5- Producción de materiales de información y formación.

Lecciones aprendidas

1

Ante los desafíos identificados en Cabo Delgado, mujeres, chicas y hombres afirmaron que a pesar de la victimización permanente y persistente continúan resistiendo y construyendo alternativas de vida. Ellas subrayan que una de las claves de sus resistencias y alternativas está en la organización para no quedarse solas y divididas. Esto, según ellas y ellos, es la mejor forma de contrarrestar las estrategias divisionistas del gobierno y de las empresas, y lo hacen reinventando nuevas formas de asociación / unión entre mujeres y hombres por la tierra y por sus medios y modos de vida. Es primordial, entonces, entender la importancia del trabajo en redes locales, regionales y nacionales que organiza y fortalece las alternativas y las resistencias.

2

A pesar de las violencias que caracterizan la explotación de recursos, de los desplazamientos, del irrespeto por los derechos humanos consagrados constitucionalmente, de la soledad experimentada por las mujeres, de la violencia contra sus cuerpos, de la corrupción y del agravamiento de las condiciones de vida de las personas afectadas, hay hoy mayor conocimiento e intercambio de información entre los actores y las implicaciones, mayor exigencia de transparencia en los contratos y su aplicación.

3

La importancia de los lazos, de racionalidades que se envuelven en mutuas obligaciones y en el reconocimiento de que la humanidad de cada persona sólo es posible por el reconocimiento de la humanidad de todas y todos y, por eso, no existe emancipación individual sin emancipación colectiva.

4

Hay todavía una desintegración entre los problemas identificados por las personas y las iniciativas y respuestas que se están llevando a cabo en el territorio. Los niveles de violencia no han permitido encontrar los recursos de todas las órdenes para organizarse de forma más eficaz y transformadora en asuntos como el acceso a la tierra y la violencia contra las mujeres.

5

La importancia de los lazos, de racionalidades que se envuelven en mutuas obligaciones y en el reconocimiento de que la humanidad de cada persona sólo es posible por el reconocimiento de la humanidad de todas y todos y, por eso, no existe emancipación individual sin emancipación colectiva.

Eventos

06/02/2019

UCM (Pemba)

Seminario: Visiones, perspectivas e iniciativas sobre Desarrollo Humano en Cabo Delgado

06/11/2019

El Taller de ctxt (Madrid)

Estreno del documental “Tierra en Suspenso: Amenazas y Resistencias en Cabo Delgado (Mozambique)”

28/11/2019

Campus Universitario Principal (UEM), Maputo

Presentación del Estudio de Caso sobre Cabo Delgado en Maputo

04/12/2019

Sede de la AECID, Madrid

Documentales del proyecto “Territorios en Conflicto” se proyectan en la sede de la AECID en Madrid